Resultados conversatorio: "Hacia una estrategia integral para la reducción del riesgo de desastres basada en ecosistemas: Eco-RRD y AbE" Publicado en: vie, 25 oct 2019 17:23:00 -0500
  • noticias
   
El pasado viernes 4 de octubre de 2019 tuvo lugar en la Pontificia Universidad Javeriana, el "Viernes Ambiental", un espacio académico organizado por la Maestría en Gestión Ambiental - MGA, con el propósito de propiciar una conversación sobre los grandes desafíos ambientales que en la actualidad se enfrentan a escala nacional y global.
 
En esta edición, que contó con el apoyo del programa de ONU-Ambiente, así como del Instituto Javeriano del Agua, se desarrolló un espacio dedicado a compartir y debatir sobre lo que significa la Reducción de Riesgos de Desastres basada en Ecosistemas (Eco-RRD) y la Adaptación Basada en Ecosistemas (AbE), aproximaciones que buscan integrar estrategias de preservación, restauración y uso sostenible de los ecosistemas, como forma de reducir el riesgo de desastres y sus impactos a nivel ecológico, económico y social. Adicionalmente, este espacio permitió reconocer casos de estudio en Colombia y oportunidades de integrar la Eco-RRD y AbE en la política pública y la toma de decisiones. 
 
Este conversatorio contó con la participación de instituciones y expositores con amplia experiencia en la Eco-RRD y AbE. Ellos fueron:
 
Cesar Garay, Universidad Javeriana (PUJ) e Instituto Javeriano del Agua (IJA).
Felipe Gómez Villota, Programa Regional de AbE de la agencia de cooperación del Gobierno Alemán en Colombia (GIZ). 
Juan Carlos Bello, Programa de ONU- Ambiente en Colombia.
Juan David Amaya-Espinel, Maestría en Gestión Ambiental de la PUJ.
Olga Nieto, Dirección de Cambio Climático y Gestión del Riesgo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS). 
Oscar Galvis, Ministerio de Minas y Energía (MME). 
Nestor Garzón, Dirección de Cambio Climático y Gestión del riesgo del MADS. 
Pilar Lozano Rivera, Proyecto Eco-DRR para América Latina en ONU-Ambiente.
 
Como principales conclusiones de este conversatorio cabe resaltar:
 
  • Colombia viene trabajando en la incorporación de prácticas y herramientas directamente relacionadas con la Eco-RRD y AbE, así como en proyectos y políticas públicas a escala local y nacional en este tema. Los avances en el caso de la recuperación de coberturas de manglar en Cartagena desarrollado por la GIZ, la construcción de un Plan de Acción en este campo por el MADS, o los procesos de capacitación que a nivel regional han impulsado ONU-Ambiente y la PUJ, son ejemplos del interés creciente en este tema. 
  • La prevención y mitigación del riesgo de desastres requiere que instituciones, gremios, sectores y en general la sociedad en Colombia, reconozca los desastres no como un fenómeno natural, sino como el resultado de procesos acumulativos de perturbación humana a largo plazo que han degradado la capacidad de los ecosistemas de absorber esos impactos. Los extensivos procesos de transformación que se registran en Colombia, incrementan la vulnerabilidad y la magnitud de las perdidas humanas y económicas en aquellos territorios que enfrentan un alto riesgo de desastres. 
 
  • Existen múltiples alternativas que permiten prevenir y mitigar el riesgo de desastres a través de prácticas y herramientas promovidas en la Eco-RRD y AbE, y que trascienden una visión exclusivamente basada en ingeniería e infraestructura gris. La incorporación de estas alternativas en la planeación y ordenamiento del territorio o su gestión, contribuirán a reducir la exposición de comunidades humanas y actividades productivas a eventos climáticos extremos como inundaciones, procesos de erosión, huracanes, incendios forestales o sequías. La preservación, restauración y uso sostenible de lo ecosistemas a través de prácticas y herramientas como las áreas protegidas, la infraestructura verde o las soluciones basadas en la naturaleza, son alternativas que además ofrecen un ventaja comparativa en cuanto a su capacidad de aportar una mayor cantidad y diversidad de beneficios al bienestar humano.
  • Diferentes casos de estudio vienen generando en Colombia evidencias sobre el papel que los ecosistemas tienen en la reducción del riesgo de desastres y la adaptación al cambio climático. Avanzar en un desarrollo e implementación más profunda iniciativas y proyectos de Eco-RRD y AbE en la práctica requerirá impulsar:
 
1) Procesos de investigación sobre la efectividad que las prácticas y herramientas basadas en Eco-RRD y AbE tiene en una prevención y mitigación efectiva del riesgo de desastres. Particularmente, es prioritario caracterizar contraprestaciones, relaciones de costo-beneficio, así como identificar factores que pueden potenciar o minimizar el éxito de estas intervenciones. 
2) Proyectos e iniciativas para la reducción del riesgo de desastres y la adaptación al cambio climático basadas en ecosistemas, que reconozcan e integren las diferentes dimensiones sociales, políticas y económicas que describen el contexto espacial y temporal en el que se implementa la Eco-RRD y AbE.
3) Integrar diferentes sistemas de conocimiento, desde el científico al tradicional. Igualmente, promover la gobernanza de intervenciones de Eco-RRD y AbE mediante procesos participativos que aseguren un diseño, implementación y monitoreo conjunto de prácticas y herramientas con diferentes actores sociales. 
4) Incrementar la capacidad técnica a diferentes niveles y con diferentes actores relacionados con la investigación, el manejo o la financiación de iniciativas y proyectos de Eco-RRD y AbE. El desarrollo de redes de investigación, cursos de capacitación y otras herramientas que permitan diseminar y transferir el conocimiento en estos temas, será fundamental en ese propósito. 
5) Una comunicación efectiva que concientice a la sociedad sobre su responsabilidad en la degradación de los ecosistemas y lo que esto genera en el riesgo de verse afectada por diferentes tipos de desastres, así como en las alternativas que los Eco-RRD y ABE ofrecen para mitigar estos fenómenos. Esta comunicación debe también estar en capacidad de generar un puente en el lenguaje y la información que genera la investigación y aquella que emplea y requiere la toma decisiones.